ARTÍCULOS

De La Guerra del Petróleo a precios negativos:
¿Qué está pasando?

Marcos Antonio Capote, Asesor y Máster en Finanzas del IESA @capote_marcos.-

Con la reducción de la oferta luego del acuerdo histórico, la expectativa de los productores era una subida del precio, sin embargo no ha sido suficiente, la caída de la demanda mundial por el coronavirus se estimaba en unos 20 millones de barriles diarios, pero la cifra se eleva a 29 millones según las nuevas proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE), cerca del 30% de la producción previa a la crisis.

Marcos Antonio Capote, Asesor y Máster en Finanzas del IESA @capote_marcos.- Finalmente, la Guerra de Precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita terminó, los principales productores lograron un acuerdo histórico el pasado domingo 12 de abril para reducir la oferta mundial. El recorte se hace efectivo a partir de mayo y es de casi 10 millones de barriles diarios por parte de la OPEP+, junto a 3.7 millones de Estados Unidos, Brasil y Canadá. Fueron 4 intensos días de videoconferencias entre los ministros de energía de la OPEP+ y el G20, con la resistencia de México, el cual se anotó una victoria diplomática gracias a su tradicional estrategia de cobertura que le permite tener la mayoría de sus exportaciones de crudo vendidas hasta finales de este año a precios de cierre de 2019, por eso sólo reducirá 100.000 barriles diarios equivalentes a un 6% de su producción, mucho menos del 23% que reducirán los demás países de esta macro alianza.

Recortes de producción por país, en miles de barriles diarios (Venezuela, Irán y Libia quedaron exonerados)

Fuente: Eurasia Group

Con la reducción de la oferta luego del acuerdo histórico, la expectativa de los productores era una subida del precio, sin embargo no ha sido suficiente, la caída de la demanda mundial por el coronavirus se estimaba en unos 20 millones de barriles diarios,  pero la cifra se eleva a 29 millones según las  nuevas proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE), cerca del 30% de la producción previa a la crisis. Ante el excedente de crudo que inundará los mercados, la AIE advertía que nunca antes se ha llevado tan al límite la capacidad de almacenamiento de crudo.

Las estimaciones de grandes firmas apuntan a que los precios seguirán bajos, incluso por debajo de CERO

El acuerdo solo ha servido para evitar un colapso total de los precios, según Société Générale. El banco francés, pronostica que el Brent promediará $30 por barril en el segundo trimestre, bajo la premisa de que la normalidad posterior a la pandemia retorne en este mismo lapso y los recortes sean exitosos, es decir, con un cumplimento decente por parte de los países productores. Recordemos que dichos recortes empiezan efectivamente en mayo.

Lo mismo dice la agencia Fitch, quien coincide en que el acuerdo de la OPEP+ reduce los riesgos a la baja, pero no se ha eliminado el excedente de crudo. Los mercados seguirán teniendo un exceso de oferta y los precios bajos nos acompañarán hasta que se relajen los bloqueos por la cuarentena.

Una de las predicciones que lucía más extrema pero ahora es una realidad, es la de Paul Sankey, analista de Mizuho Securities. Argumentaba que el precio del petróleo se podría derrumbar a cero dólares, incluso a precios negativos, algo increíble pero posible. Su afirmación se basa en que los elevados costos de almacenamiento y la capacidad limitada para absorber esta inesperada cantidad de reservas, llevaría a los productores a desprenderse de los barriles a cero dólares. Pero si la pausa por el coronavirus se extiende, estarían forzados a vender a precios negativos, esto significa que el productor pagaría para disminuir sus inventarios cuando los mismos llegan al límite de su capacidad, ya que para muchas petroleras no es rentable dejar de producir así estén perdiendo momentáneamente, a menos que esta situación se extienda por un largo tiempo. Citigroup, coincide con este panorama desolador en su escenario bajista.

La firma Bloomberg, en nota exclusiva para suscriptores advertía que el barril de “shale oil” en Texas, cuyas empresas corren graves riesgos financieros, se estaba vendiendo peligrosamente cercano a 0. Los precios negativos del petróleo no son utópicos, contratos a futuro del barril WTI para entrega en mayo entraron en este territorio y sacudieron al mundo.

Conclusiones

En mi opinión, la tendencia bajista debería cambiar en el mediano plazo, lógicamente cuando se levanten las cuarentenas a nivel mundial, generando un aumento de la demanda por combustible y energía. De hecho, Fitch estima que el barril de Brent se recuperará a $45 en 2021 y $53 en 2022, precios con en el que coexistirían los países de la OPEP, Rusia y la industria norteamericana del “shale oil”, o quienes sobrevivan. Los grandes jugadores del sector petrolero, con menores costos, balances saludables y una mayor capacidad financiera para superar esta coyuntura, podrán quedarse con el mercado que dejen los que desaparezcan y aprovecharán la subida de precios.

Toda crisis genera oportunidades estelares, y el coronavirus no es la excepción.

Marcos Antonio Capote, Asesor y Máster en Finanzas del IESA
@capote_marcos

Share This
×