ARTÍCULOS

Warren Buffett tiene el dinero suficiente para comprar Tesla, Starbucks o McDonald’s tras la crisis del Coronavirus

Jose Miguel Farías, Director de Finanzas @Rendivalores – Gestor de Fondos de Arca Asset Management.-  Berkshire Hathaway podría permitirse comprar prácticamente todas las empresas que cotizan públicamente en Estados Unidos después de la venta masiva que ha sufrido el mercado accionario a raíz de los efectos del Coronavirus. El Holding de inversores cuenta con aproximadamente 125.000 millones de dólares en efectivo en inversiones a corto plazo a finales de diciembre. ¿Qué podría comprar el Oráculo de Omaha?

 

Jose Miguel Farías, Director de Finanzas @Rendivalores – Gestor de Fondos de Arca Asset Management.-  De acuerdo con un reportaje de Business Insider, Berkshire Hathaway, holding de inversiones gerenciado por la leyenda del mundo de la inversión, Warren Buffett, podría permitirse actualmente el lujo de comprar casi cualquier empresa que cotice públicamente en Estados Unidos después de que los temores originados por el Coronavirus hayan diezmado las capitalizaciones de las empresas en las últimas semanas.

El conglomerado de inversiones afirmó tener cerca de 125.000 millones de dólares en efectivo, equivalentes de efectivo e inversiones a corto plazo en bonos del Tesoro de Estados Unidos a finales de diciembre. Asumiendo que esa cifra no ha cambiado, y mirando puramente las capitalizaciones de mercado -ignorando si una compra sería factible, sensata o incluso legal- Berkshire podría comprar una de las más de 450 compañías en el S&P 500, más de 80 en el Nasdaq 100, y 11 en el Dow Jones sin necesidad de un préstamo, a partir del cierre en el precio de las operaciones el pasado 27 de marzo.

Por ejemplo, Berkshire podría permitirse comprar McDonald’s (125.000 millones de dólares) o PayPal (118.000 millones de dólares) en el S&P 500. En el Dow Jones, podría comprar Boeing (102.000 millones de dólares), IBM (100.000 millones de dólares) o Goldman Sachs (57.000 millones de dólares) sin que su presupuesto se dispare. En el Nasdaq, ni Tesla (97.000 millones de dólares) ni Starbucks (82.000 millones de dólares) serían un gran inconveniente para Buffett.

Cabe destacar, que generalmente los accionistas de una empresa en el bloque de subasta suelen exigir una prima a su actual capitulación de mercado para reflejar su potencial de ganancias futuras. Al final de eso se tratan las inversiones, descontar la capacidad de generación de flujo de caja que tenga una empresa al presente. Es decir, prácticamente nunca ha ocurrido que en el momento de adquisiciones se pacte el precio que tenga en el mercado la empresa, si esta cotizara públicamente.

Cierto es, para todos los que seguimos a Buffett, que el Oráculo de Omaha valora la seguridad financiera y ha prometido no agotar nunca la pila de dinero de Berkshire en compras aleatorias.

«Consideramos que una parte de ese dinero es intocable, ya que se ha comprometido
a mantener siempre al menos 20.000 millones de dólares en equivalentes de efectivo para
protegerse de calamidades externas»,
dijo Buffett en su carta de 2018 a los accionistas.

Suponiendo que Berkshire no gastara más de 105.000 millones de dólares en total y tuviera que pagar una prima del 20%, aún podría permitirse adquirir al titán industrial 3M (78.000 millones de dólares), T-Mobile US (73.000 millones de dólares), United Parcel Service (86.000 millones de dólares) o General Electric (71.000 millones de dólares). Incluso podría comprar Target (48 mil millones de dólares) y tener suficiente dinero para comprar General Motors (32 mil millones de dólares).

Como un inversionista cauteloso, Buffett sin duda desairaría muchos de estos negocios. Sin embargo, la gran cantidad de posibles adquisiciones en su rango de precios resalta tanto la escala de la reciente venta como el rico potencial de la enorme pila de efectivo de Berkshire.

Warren Buffett ha destacado constantemente en los últimos años que está a la caza de una «adquisición del tamaño de un elefante», y con la caída que han tenido los distintos índices accionarios a nivel global, su elección de elefantes ha crecido sustancialmente.

José Miguel es Director de Finanzas en Rendivalores y Gestor de Fondos en Arca Asset Management.

Share This
×