ARTÍCULOS

Los hábitos y las finanzas

Adriana Lugo, Economista-UCV. Coordinadora general en MundoMac Venezuela. Aprendiz de Finanzas e inversión.

Probablemente has escuchado hablar acerca de la importancia de mantener hábitos inteligentes que contribuyan a mejoras en tu rendimiento diario. Hacer ejercicio es la recomendación más escuchada para mantenerte saludable. Pero tu salud financiera también es importante, ¿Sabes realmente qué es un hábito y cómo se relacionan con tus finanzas? A continuación te lo explico.

Fuente: Cenit Psicólogos

Adriana Lugo, Economista-UCV. Coordinadora general en MundoMac Venezuela. Aprendiz de Finanzas e inversión.-

Podemos definir un hábito como la acción que realizamos casi sin darnos cuenta, un hábito representa aquel comportamiento que forma parte de nuestra rutina diaria y que no significa ningún sacrificio para nosotros realizar. Por ejemplo, cepillarnos todas las mañanas, hacer una hora de ejercicio, leer un libro específico cada noche antes de dormir, etc. Pero no todos los hábitos que desarrollamos son buenos para nuestro crecimiento personal o profesional. Combatir malos hábitos como fumar, comer en exceso y ser derrochador es una tarea que, aunque no sea sencilla, puede traernos grandes beneficios a largo plazo.

El primer paso para desarrollar buenos hábitos consiste en identificar qué es lo que queremos cambiar, cuáles son esos comportamientos que deseamos incluir en nuestra rutina y cuales queremos eliminar por completo. Comprometerse con el proceso es importante, recuerda que la importancia de los hábitos reside en que te ayudan a convertirte en tu mejor versión, en palabras de James Clear “los hábitos son el interés compuesto de la superación personal” (Hábitos Atómicos, 2018).

Así como el desarrollo de hábitos saludables es vital para mantener una buena salud y condición física, también adquirir buenos hábitos financieros es la base para construir nuestro camino hacia la libertad financiera que tanto deseamos. No se trata solo de ahorrar unos meses, o guardar dinero bajo el colchón; crear una buena salud financiera consiste en establecer hábitos duraderos que nos conduzcan a mejorar nuestras finanzas e incrementar nuestro patrimonio. Si dentro de tus metas para este año nuevo esta desarrollar hábitos financieros saludables, a continuación te dejo algunos que puedes considerar:

1. Págate a ti primero y ahorra. Si has leído “Padre rico, Padre pobre” este primer punto te resultará familiar. Es importante que asignes una parte de tu salario al ahorro, y te pagues a ti primero antes de gastar el dinero en el resto de cosas que necesitas. Aparta un 10, 15, 20% de tu salario y administra el restante para cubrir tus gastos y deseos, al principio no notarás mucho la diferencia de ahorrar esa pequeña parte, pero a largo plazo verás todo lo que este hábito te puede beneficiar.

2. Invierte. Es cierto que ahorrar es un hábito poderoso, pero no es suficiente para ser financieramente libres. Deja que el interés compuesto derivado de las inversiones haga crecer tu capital. En palabras más simples, deja que el dinero trabaje para ti. Quizá no tengas el conocimiento necesario para iniciar, en este caso busca un asesor financiero que te guíe. Una vez que comiences a invertir, no pierdas el hábito de hacer aportaciones periódicas a tu portafolio.

3. Presupuesta. Uno de los consejos más populares es sin duda alguna la elaboración de un presupuesto personal. Desarrollar el hábito de llevar un control de tus ingresos y gastos mensuales puede ayudarte a alcanzar tus objetivos financieros semanales, mensuales y anuales.

4. Consume con inteligencia. Es cierto que la mayoría de las personas se casan con una determinada marca de ropa, zapatos, etc. En este punto, más que instaurar un nuevo hábito de consumo, comienza por cambiar el que ya tienes. Pregúntate si realmente es necesario que destines gran parte de tu dinero a esa marca cara de ropa que tanto te gusta, o si puedes comenzar a considerar otras opciones.

5. Diversifica tus ingresos. Recuerda que los hábitos son la columna vertebral de toda búsqueda de excelencia, si tu meta es ser libre financieramente busca alternativas distintas a tu ingreso fijo, identifica aquellas cosas en las que eres bueno y explótalas, no te conformes con lo que ahora ganas.

6. Lee y estudia. El hábito de la lectura y el aprendizaje autónomo es uno de los más importantes en tu desarrollo personal o profesional. Los libros de finanzas personales y desarrollo de hábitos en general se pueden convertir en tus mejores herramientas, como recomendación personal te dejo los siguientes: Hábitos Atómicos (James Clear), Padre rico, Padre Pobre (Robert Kiyosaki), El millonario de la puerta de al lado (Thomas Stanley), El hombre más rico de Babilonia (George Samuel Clason).

La construcción de hábitos financieros saludables, como cualquier hábito no se logra de la noche a la mañana, no se trata de cuánto tiempo necesitas para establecer el hábito, sino de cuantas veces repites la acción hasta que la realizas de manera automática. No subestimes los pequeños logros que vayas logrando en el camino, las dos páginas del libro que llevas leyendo cada noche se convertirán en 1 libro por mes a largo plazo.

 ¿Crees que estas desarrollando buenos hábitos financieros? En caso de no ser así, ¿Cuáles de los hábitos anteriores quisieras incorporar a tu estilo de vida? Coméntanos.

Adriana es Economista de la UCV. Es Coordinadora General en MundoMac Venezuela y aprendiz de Finanzas e inversión

Déjanos tu comentario

4 Comentarios

  1. Miguel Bastardo

    Muy interesante, espero publicaciones así para el ámbito empresarial, ya que ahorita hay muchos emprendimientos y proyectos pero aunque la idea es muy buena fracasan por falta de asesoría financiera.

    Responder
  2. Adriana Lugo

    Muchas gracias Miguel! En cuenta tu comentario.

    Responder
  3. Walter

    Excelente punto de vista sin embargo es necesario incentivar el inicio Del hábito por poco que parezca, tener paciencia y no apresure los rendimientos la meta es tener salud financiera en él tiempo no momentáneo me encanta leer cómo lo describes y con referencia a literatura existente gran abrazo

    Responder
    • Adriana Lugo

      Sin duda alguna iniciar el hábito desde lo más pequeño es importante, y mantenerlo a largo plazo tambien lo és. Con el tiempo agradecerás haber comenzado a tiempo. Muchas gracias por el comentario.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
×