ARTÍCULOS

Las Agencias de Rating

Fred de Cassan, licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Miami y Máster en Finanzas Internacionales por el IEB de Madrid. Posee más de tres años de experiencia en el mundo financiero y actualmente se desempeña como analista de Banca de Inversión.

 

El conocimiento básico de las agencias de rating es fundamental para cualquier inversor. Aunque es cierto que estas se enfocan en la calificación crediticia de una empresa y la de sus instrumentos de deuda, son clave para tener una idea de la salud financiera de la misma.

Fuente: Financial Times

Fred de Cassan, licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Miami y Máster en Finanzas Internacionales por el IEB de Madrid. Posee más de tres años de experiencia en el mundo financiero y actualmente se desempeña como analista de Banca de Inversión.

¿Quiénes son?

Standard & Poors, Moody’s y Fitch son las que se conocen en el mundo financiero como las grandes calificadoras (a pesar de que hay más, como DBRS, A.M. Best, entre otras), estas son las más reconocidas y seleccionadas al momento de asignar un rating a alguna empresa o a sus instrumentos, ahorrándole tiempo y costos a los inversionistas.

¿Cómo funcionan los ratings?

Cada una de estas agencias asignan los ratings basados en escalas que van desde AAA hasta D (para S&P y Fitch) y desde Aaa hasta C (para Moody’s). AAA/Aaa es el mejor de los ratings, el cual indica un riesgo mínimo de impago por parte de las empresas a sus acreedores. Por otro D/C es el peor, indicando que ya la compañía o instrumento está en Default, es decir, que no puede honrar sus deudas.

Entre la mayor y menor escala de ratings hay un punto medio (BB para S&P y Fitch; Ba para Moody’s). Cualquier calificación mayor se considera “Grado de Inversión”, por otro lado las empresas y bonos por debajo de estos ratings se consideran «bonos basura», que a pesar de no hacerle honor a su nombre es un indicativo de que la salud financiera de la empresa podría estar empezando a comprometerse.

Ejemplos de bonos AAA/Aaa los bonos del Tesoro estadounidense, los cuales tienen un riesgo mínimo de impago. Mientras que como ejemplo de un «Bono Basura» tenemos a Tesla, que tiene un rating de BB/B2 por S&P/Moody’s

Criticismo 

Es verdad que en la última década las agencias de rating han recibido críticas, sobre todo a partir del 2008, donde se les acusó de no identificar correctamente los riesgos implícitos en los Activos Colateralizados, supuestamente dando altas calificaciones crediticias. Además, muchas veces se les acusa de crear volatilidad innecesaria, sobre todo cuando una empresa pasa de “Grado de Inversión” a “Bono Basura” (considerado como un “Fallen Angel” en la jerga financiera)

Por último cada agencia crediticia posee sus propias metodologías, lo que causa muchas veces asimetría en los ratings de alguna empresa. Sin embargo, tampoco se puede poner en duda que las agencias de rating siguen siendo de vital importancia para los inversores a la hora de tomar decisiones, establecer límites y manejar riesgos.

Fred es licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Miami y Máster en Finanzas Internacionales por el IEB de Madrid. Posee más de tres años de experiencia en el mundo financiero y actualmente se desempeña como analista de Banca de Inversión.

Déjanos tu comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
× ¡Contáctanos!