ARTÍCULOS

La pandemia no ha sido un obstáculo, sino una oportunidad

David Montó Ferrero, estudiante de Economía en la Universidad Católica Andrés Bello y Consejero de Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.-

“Hay que ser codicioso cuando los demás son miedosos y miedosos cuando los demás tienen los ojos inyectados de codicia». -Warren Buffett

Fuente: Satoshi Kambayashi.

David Montó Ferrero, estudiante de Economía en la Universidad Católica Andrés Bello y Consejero de Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.- 

Más de un año en una incertidumbre constante y sostenida del Covid-19,  que se ha cobrado 2,3 millones de personas, lo que representa el veintitrés por ciento (23%) de la población actual de Portugal. La brecha de desigualdades entre los países se han evidenciado cada día más, donde las potencias viven en una carrera por vacunar a la mayor parte de la población para así continuar hacia una vida cotidiana y de normalidad, mientras que los países subdesarrollados viven en constantes cuarentenas para intentar frenar los contagios inminentes. Sin embargo, este año el optimismo se basa en una pandemia que retrocede lentamente junto a los continuos apoyos de los gobiernos en la economía.  

Con países que siguen golpeados y sumamente frágiles y volátiles, la vida en muchos lugares del planeta sigue estancada en medio de una distribución de las vacunas más lenta de lo esperado, debido a las políticas públicas realizadas por los gobiernos actualmente. Sin embargo un repunte impulsado por políticas fiscales y monetarias sin precedentes, ha hecho que los índices mundiales vuelvan a subir, según el Financial Times las acciones de Wall Street se encuentran en el repunte más fuerte desde 1936, aumentando casi un setenta y cinco por ciento (75%) desde los mínimos alcanzados en las profundidades de la crisis de la Covid-19. Todo esto al menos en las primeras semanas de Abril. 

Los inversores sopesan cuánto más puede durar el repunte de recuperación, y por fin vemos una luz en el túnel, donde se ven tangibles los estímulos de la economía. La vacuna dió un impulso a los mercados de valores, sin embargo, todavía quedan ciertos lastres y dudas. Marzo de 2021 fue una de las tantas oportunidades que el mercado nos deja ver y son los inversores contrarios que pudieran haber arriesgado. Los bonos cayeron en picada, solo aquellos que se fueron en largo con acciones estadounidenses ahora tendrían ganancias históricas.  

Yo destaco cómo el índice S&P 500, que mantiene a las empresas más grandes de los Estados Unidos, aumentó en un año un setenta y cuatro con nueve por ciento (74,9%). De acuerdo con el Deutsche Bank, fue el aumento más notorio del índice en cualquier período de un año desde 1936.  

La Reserva Federal de EE.UU ha notificado que no reducirá más las tasas de interés y además para calmar la crisis financiera los responsables políticos se comprometieron a comprar una cantidad ilimitada de bonos del Tesoro y, por primera vez, comprar bonos de empresas. Todo esto contribuye al repunte de este año, presentando una oportunidad para los inversionistas. 

Por otro lado, un hecho reciente pero conocido con anterioridad es el programa de estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares del presidente Joe Biden, que promete ser la recuperación económica para obtener ganancias este 2021 y el próximo año. 

Por último, según  el Financial Times estamos en medio del repunte más alto desde 1936, y prevé que las ganancias promedio por acción de las empresas que cotizan en el S&P 500 suban un cuarenta por ciento (40%) en un año, según datos recopilados por Howard Silverblatt, analista senior de índices de S&P Dow Jones Indices 

Finalizamos con recomendaciones de acciones en las que puede haber oportunidades en estos tiempos de incertidumbre. En primer lugar Visa, debido a que con la desaparición del dinero físico se apostaría a que el sistema daría un paso a ocupar el cien por ciento (100%) de los pagos de forma digital, además, los analistas del The RiksbankSweden’s coinciden en que la eliminación del papel moneda se realizará de forma lenta hasta finales del 2022 y principios del 2023, por lo que podríamos pensar en realizar una inversión a largo plazo para esta compañía. Y en segundo lugar, tenemos todas aquellas empresas del sector de la marihuana, ya que los pasos hacia la legalización de la marihuana en Estados Unidos y Canadá ha aumentado el interés en las compañías de este sector, y genera que las compañías crezcan a pesar de la pandemia. 

Por todo lo expuesto, nos aferramos a Buffett, porque “debemos ser codiciosos cuando los demás son miedosos y debemos ser miedosos cuando los demás tienen los ojos inyectados de codicia”. Aprovechar las oportunidades, ya sea en largos o cortos, pero no dejando perder los momentos en un abrir y cerrar de ojos, ya que puede ser la oportunidad de nuestras vidas.  

David es estudiante de Economía en la Universidad Católica Andrés Bello y Consejero de Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.

Déjanos tu comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
× ¡Contáctanos!