ARTÍCULOS

Gestión de Activos vs. Gestión de Patrimonio

Eduardo Castejón, Licenciado en Estudios Liberales, UNIMET. Especialista en Relaciones Corporativas en Val-u.-

La gestión de patrimonio y de activos son dos de los servicios financieros más importantes del mundo, pudiendo también ser de los más exclusivos y completos. ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro? Aquí la respuesta.

Fuente: The Balance.
.

Eduardo Castejón, Licenciado en Estudios Liberales, UNIMET. Especialista en Relaciones Corporativas en Val-u.- 

La industria financiera está plagada de gigantes, a quienes puedes acudir para que te ayuden a administrar mejor los millones de dólares que espero algún día tengas. Comencemos por definir cada uno de estos términos, que naturalmente van de la mano de qué es eso que ‘gestionan’.

En primer lugar, tenemos la “gestión de activos” (asset management), el cual es un servicio donde el gestor/asesor se ocupa de tus activos financieros, con especial énfasis en tus inversiones, como las acciones, bonos o fondos que posees. De esta forma, tu asesor financiero se preocupa porque tu riqueza y activos se multipliquen o crezcan, mientras también los administra para prepararte para el futuro con un buen plan de retiro.

En pocas palabras, tu gestor de activos se encargará de tu ‘alocación de capitales’, armando un plan adaptado a tus necesidades. El mismo deberá reflejar qué porcentaje de tu dinero debe ir a renta variable y cuál debe ir a renta fija. Por todo esto, el gestor suele cobrar un porcentaje de los bienes bajo su cuidado.

Por otro lado, tenemos la “gestión de patrimonio” (wealth management), cuya traducción literal sería “gestión de la riqueza”. Parte, por supuesto, de todas las responsabilidades que tiene el gestor de activos, pero su trabajo va más allá. El trabajo de estos asesores no es solo asegurar y hacer crecer la riqueza de sus clientes, sino también ocuparse de actividades como la contabilidad familiar y personal, impuestos y cuidado de propiedades (bienes raíces), así como asistencia legal. La idea detrás de este servicio es proteger la riqueza en el largo plazo, incluso permitiendo las herencias y las donaciones benéficas.
Estos gestores pueden cobrar también un porcentaje de la riqueza bajo administración o una tarifa por horas.

Como puedes advertir, la gestión de activos está diseñada para aumentar el dinero de los inversores, mientras que la administración de patrimonios tiene la intención de cuidar de forma holística la situación financiera de sus clientes.

Entenderás que no todos se pueden permitir estos servicios, de hecho es común que las firmas fijen un patrimonio neto mínimo para poder contratar su asesoramiento.

Entre las principales firmas de gestión del patrimonio encontrarás:

⦁ UBS Wealth Management
⦁ Credit Suisse
⦁ Morgan Stanley Wealth Management
⦁ J.P. Morgan Private Bank

En el caso de las firmas de gestión de activos, tenemos:

⦁ BlackRock
⦁ Vanguard Group
⦁ State Street Global
⦁ Fidelity Investments

Estos conceptos son bastante similares y muchas empresas hacen ambas cosas por igual, sin embargo, la próxima vez que veas una noticia sobre tal o cual firma de gestión de activos que perdió miles de millones de dólares porque le prestó dinero un sospechoso empresario que decidió jugar a los dados con la economía, ya sabes a qué se refieren.

PD: no es nada en contra de estas firmas, es solo un ejemplo.

Eduardo es Licenciado en Estudios Liberales por la UNIMET. Es especialista en Relaciones Corporativas en Val-u.

Déjanos tu comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
×