ARTÍCULOS

Fondos de pensiones privadas y su fracaso en Latinoamérica

Daniel Alejandro León Hidalgo, Magíster en Finanzas con 8 años de experiencia en el area financiera y de consultoría.-

Retos y fallas cunden incluso al más exitoso sistema de pensión privada de Latinoamérica, este artículo explora parte de sus cifras y expone algunas razones de su fracaso.

Fuente: BID

Daniel Alejandro León Hidalgo, Magíster en Finanzas con 8 años de experiencia en el area financiera y de consultoría.- 

En Latinoamérica existe un país cuyo modelo de sistema de pensiones adoptado durante los años 80 ha servido como modelo innovador para los demás países de la región. Este país es Chile y en él se debate sobre la eficiencia de este sistema, el cual consiste en el ahorro y capitalización individual por parte de los trabajadores de un 10% del total de sus salarios a través de las denominadas Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), las cuales ofrecen cinco tipos de fondos (A, B, C, D, E) de acuerdo con el perfil de riesgo que escoja cada trabajador y que han obtenido una tasa de rentabilidad real cerca del 8% anual para el año 2019.  La contabilidad de estas administradoras es separada de la contabilidad propia del fondo, llevando una cuenta para los trabajadores y una cuenta para las comisiones, las cuales se encuentran alrededor del 1,20% por trabajador y representan el 78% del total de los ingresos obtenidos por parte de estas entidades.

Informe de Costos de administración de los fondos de pensiones año 2019, Superintendencia de Pensiones, Chile.


Más a allá de los fines lucrativos de las AFP hay que destacar que gran parte de la inconformidad de la sociedad chilena consiste en el bajo valor de las pensiones una vez que se ha alcanzado la edad de la jubilación, el cual en muchos casos llega a quedar incluso por debajo del salario mínimo establecido por la ley, y es que al ser un sistema de ahorro completamente individualista el valor de la pensión depende casi en su totalidad del salario obtenido durante los años trabajados sin ningún tipo de subsidio por parte del Estado y mucho menos un sistema de solidaridad generacional.

Para 2019 un informe de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP) en su nota N°40 del Índice Mundial de Pensiones sitúa a Chile en el lugar N°10 del ranking, siendo el 1ro de Latinoamérica. De este informe vale la pena destacar que dentro de los valores que conforman el índice se encuentra la “adecuación o suficiencia”, el cual mide la capacidad de proteger a los desposeídos, la edad mínima, el retorno de la inversión a largo plazo y los beneficios relativos al nivel de ingresos, entre otras variables, de las cuales Chile obtiene un valor de 59,4 sobre 100. Dato no menor considerando la distribución desigual de ingresos existente en Chile la cual, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el 70% del total de trabajadores activos percibe ingresos menores/iguales al ingreso medio.

Índice Mundial de Pensiones de Melbourne Mercer 2019.

Se puede sospechar que el fracaso de estos fondos privados también ha ocurrido en otros países de la región como Perú y Colombia, quienes sufrieron una caída en el índice durante los años 2018 y 2019 especialmente por sus niveles de adecuación y suficiencia que, al igual que Chile, quedaron por debajo de la media.

Los factores por los cuales un modelo de fondos privados en América Latina está condenado al fracaso pueden ser muchos, pero vale la pena destacar uno no menos relevante como es el de la inclusión financiera, el cual abarca temas como la escasa educación financiera de la población, elevados niveles de pobreza, desigualdad de ingresos, economía informal, entre otros. Mientras sigamos teniendo obstáculos importantes en temas de inclusión financiera la región puede que no esté preparada para sistemas de pensiones privados que dependan exclusivamente del ahorro obligatorio individual y ante esta situación quizás sea necesario la adopción de sistemas mixtos donde participe el individuo, la empresa privada y el Estado con una solidaridad generacional que garantice un sistema de pensiones más amigable para la población. La implementación de sistemas basados en modelos de países desarrollados es el objetivo final pero siempre correrán el riesgo de ser ineficientes al ser adoptados en contextos complejos.

Daniel es Magíster en Finanzas con 8 años de experiencia en el area financiera y de consultoría.

Déjanos tu comentario

2 Comentarios

  1. Daniel Tambone

    Si hicieras un informe similar respecto al sistema previsional tradicional de distribucion, tambien encontrarias limitaciones de caracter estructural muy parecidas.

    Responder
  2. Daniel León

    Hola Prof. Tambone ¡no dudo que así sea! La verdad es que al artículo le faltó informar sobre la otra cara de la moneda para hacerlo más completo, es un tema que da para más y las opiniones han sido interesantes.

    Muchas gracias por haberle dedicado unos minutos de lectura.

    Saludos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
×