ARTÍCULOS

Finanzas Personales Para Dummies

Alejandro Vargas, Analista Financiero  con diplomado en Finanzas Corporativas.-

Tener un manejo y un control de las finanzas personales puede ser una tarea sencilla si se recurre a utilizar las herramientas pertinentes para mantener una estabilidad económica y financiera en el hogar o en tus negocios.

Créditos: CafeCredit

Alejandro Vargas, Analista Financiero  con diplomado en Finanzas Corporativas.-  Por medio de algunas orientaciones, se plantea desarrollar un plan para le creación de la fortuna individual o familiar. Este artículo no pretende realizar un debate de la contabilidad, las finanzas o estrategias de inversion, sin embargo, se pretende proponer una serie de lineamientos esenciales para construir una visión y una planificación financiera futuro por medio de los principios básicos de las finanzas personales.

Cuando evaluamos nuestra situación financiera personal, incluye una exhaustiva revisión de nuestros ingresos, egresos, deudas, inversiones, etc. Sin embargo, normalmente no tenemos parámetros que nos indiquen si estamos haciendo un buen trabajo o no, de manera que podamos ajustar nuestro plan personal en el transcurso del tiempo para lograr los objetivos planteados.

Tener un manejo y un control de las finanzas personales puede ser una tarea sencilla si se recurre a utilizar las herramientas pertinentes para mantener una estabilidad económica y financiera en el hogar o en tus negocios.

Es elemental tener una planificación financiera hacia el futuro. Partiendo de este principio se puede mantener una estabilidad económica y la calidad de vida que deseamos. Sin embargo, se tiene una idea distorsionada de que para manejar nuestras finanzas personales hay que ser un experto, pero, es algo que podemos llevar a cabo siguiendo nuestra planificación financiera.

Tener un óptimo manejo y control de ellas se pueden llevar a cabo siguiendo las recomendaciones siguientes:

  • Control de ingresos y gastos: Es el primer paso para potenciar tus finanzas personales, estableciendo los gastos prioritarios, como la renta, los servicios, la comida, entre otros. Estos, deben ir reflejados como “gastos fijos” en tu presupuesto mensual bajo la premisa “no gastes más de lo que ingresas”.
  • Crear un fondo emergente: Un punto importante es establecer un plan con base en tus ingresos mensuales para fijar metas de ahorro, generalmente un porcentaje de 5% u 8% de los mismos, para cumplir con las metas financieras. Esto permitirá afrontar situaciones imprevistas de emergencias como, por ejemplo, meses que pudieras dejar de percibir ingresos.
  • Deuda bajo control: Posiciona tus deudas como una prioridad, para reducir el tiempo y los intereses generados sobre las mismas. Además, evita contraer deudas que tus ingresos no puedan cubrir.
  • Invertir: Invierte tu capital excedentario en activos para hacerlo crecer. Existen amplias posibilidades de inversión en instrumentos financieros que te permitirán obtener un rendimiento sobre tu capital, como, por ejemplo: acciones, bonos o depósitos a la vista.
  • Evitar los gastos “hormiga”: Comúnmente se realizan gastos que suelen ser pequeños, entre ellos, un café luego del almuerzo. Son gastos minúsculos pero que al largo plazo representan una porción importante dentro de los egresos de tu planificación mensual. Por ende, para mantener un control de tus gastos y tus finanzas personales, es importante reducirlos al máximo.
  • Crear un fondo de retiro: Comprendiendo la magia del interés compuesto y la inversion a largo plazo en activos productivos, es primordial. Aportar una parte de tus ingresos para crear un fondo de retiro, te ayudará a retirarte en las condiciones que deseas. Es decir, cuando llegues a una etapa no productiva (65-70 años de edad en adelante) podrás cubrir de manera cómoda tus gastos corrientes, manteniendo tu calidad de vida.

Siguiendo los principios establecidos y la planificación financiera, se pueden lograr las metas establecidas en un entorno económico y financiero volátil. Adicionalmente, permite controlar el ciclo económico y financieros de nuestras vidas, experimentando. Lograr el éxito financiero es el resultado de una buena planificación y las decisiones que tomaremos a diario.

Los invito a reflexionar sobre estos “tips”, para que a largo plazo y con educación, disciplina y esfuerzo, puedan mantenerse en el camino y la ruta hacia su libertad financiera.

Alejandro es Analista Financiero y posee un diplomado en Finanzas Corporativas.

Share This
×