Seleccionar página

ARTÍCULOS

El Fintech y el futuro de la gestión de activos

Antulio Moya, Profesor de Mercados Financieros y Analista Financiero.-

Como en algunas otras industrias, es posible que el rol de los robots y los algoritmos continúe siendo cada vez mayor, sustituyendo a los humanos en ciertas tareas especialmente rutinarias

Fuente: Compatriot Magazine

Antulio Moya, Profesor de Mercados Financieros y Analista Financiero.-  Durante los últimos años, el acelerado crecimiento de las nuevas tendencias tecnológicas ha transformado la dinámica de una gran cantidad de sectores y actividades, al facilitar la automatización de ciertas tareas. En este contexto, La industria financiera ha sido una de las que más se ha visto revolucionada por dichos avances tecnológicos, originando el auge de las implicaciones del ‘Fintech’.

¿A qué nos referimos con ‘Fintech’?

Dentro de la literatura financiera, la palabra ‘Fintech’ tiene principalmente dos acepciones: Por un lado, es un término con el que nos referimos a la aplicación de innovaciones tecnológicas –como Big Data, inteligencia artificial y machine learning– en el diseño de productos y servicios financieros. Por otra parte,  también hace alusión a las compañías dedicadas al desarrollo de nuevas tecnologías y sus aplicaciones.

El uso de Big Data, la inteligencia artificial y el machine learning permite automatizar –hasta cierto punto- el proceso de toma de decisiones de inversión, además de ayudar a gestionar portafolios y riesgos financieros. Según el CFA Institute, el Fintech abarca principalmente cuatro áreas estrechamente relacionadas con la gestión de activos financieros:

  • El análisis de grandes conjuntos de datos no tradicionales, como los generados por interacciones en redes sociales, que pueden ser combinados con los tradicionales (como estados financieros, data económica, precios de los títulos valores) para ayudar a tomar decisiones más robustas.
  • Asesorías automatizadas: desde hace algunos años, los grandes brokers estadounidenses han implementado el uso de ‘bots’ que facilitan a sus clientes la ejecución de órdenes de compra/venta. Sin embargo, esta tendencia ha avanzado hasta el punto de crearse los asesores automatizados (robo advisers), que permiten masificar a bajo costo las asesorías de inversión a clientes individuales.
  • Herramientas analíticas relacionadas con el Big Data y la inteligencia artificial, que ayudan a generar insights más complejos que los que se podrían obtener con el análisis estadístico y cuantitativo tradicional.
  • Trading automatizado, que facilita la ejecución de las decisiones de inversión haciendo uso de algoritmos, ayudando a disminuir los costos transaccionales e incrementar la liquidez de los mercados. Dentro de este grupo, están incluidos el trading algorítmico y el trading de alta frecuencia (HFT). Como dato curioso: en mayo de 2010 se produjo el “Flash Crash” de la Bolsa estadounidense, cuando un operador manipuló y tumbó el mercado por algunos minutos utilizando un programa de HFT.

El futuro de la gestión de activos a nivel mundial dependerá en gran medida de los desarrollos que continúen produciéndose en el Fintech. Como en algunas otras industrias, es posible que el rol de los robots y los algoritmos continúe siendo cada vez mayor, sustituyendo a los humanos en ciertas tareas especialmente rutinarias. Incluso, en los últimos años, se ha reportado que los grandes bancos y compañías financieras han reemplazado a equipos conformados por una enorme cantidad de traders por pequeños grupos de ingenieros dedicados a la programación y desarrollo de algoritmos.

Antulio es Profesor de Mercados Financieros y Analista Financiero

×