ARTÍCULOS

Conociendo el estado de resultados

Adriana Lugo, Economista-UCV. Coordinadora general en MundoMac Venezuela. Aprendiz de Finanzas e inversión.

Ventas, utilidad, gasto, ROS… ¿Mi empresa favorita está ganando o perdiendo dinero? ¿Cómo puedo saberlo? Conoce qué es el Estado de Resultados. 

Fuente: Gextor.

Adriana Lugo, Economista-UCV. Coordinadora general en MundoMac Venezuela. Aprendiz de Finanzas e inversión.-

El estado de resultados es uno de los tres informes financieros más importantes que debe presentar una empresa, siendo los otros dos eBalance general o Estado de situación financiera y el Estado de flujo de efectivo”, sobre los cuales puedes aprender aquí.  Al estado de resultados también se le conoce como estado de ganancias y pérdidas debido a que en él podemos determinar si una empresa está obteniendo beneficios producto de sus operaciones o está incurriendo en pérdidas. En otras palabras, nos permite saber si está siendo, o no, rentable.  

Este informe muestra de forma detallada los ingresos y gastos que ha generado la empresa en un período determinado, así como el beneficio o pérdida durante este lapso de tiempo. En muchas ocasiones, podemos leer que este informe financiero es como una película que muestra cómo se encuentra financieramente la compañía en el período, mientras que el estado de situación financiera o balance es considerado una fotografía que muestra su estado en un momento determinado.  

La elaboración del estado de resultados se basa en el principio del devengo, donde los ingresos y gastos se reconocen al momento que se producen, aunque el cobro o pago no se reciba en el mismo instante. Por ejemplo, si la empresa realiza una compra de mercancía a crédito, debe registrar este gasto, aunque el desembolso se realice meses después; de la misma manera, si se produce una venta que no se cobre inmediatamente, esta debe registrarse en el estado de resultados.  

¿Por qué es importante el estado de resultados? 

La presentación adecuada de este informe financiero es sumamente importante para los directivos, accionistas o personas interesadas en la empresa en la medida que proporciona información acerca de cuál ha sido el comportamiento de la misma: 

  • Si esta ha generado utilidades o no,  
  • Si efectivamente está siendo rentable,  
  • Cuánto es el ingreso que obtiene  
  • Y cómo se están administrando los gastos asociados al funcionamiento de la misma.  

En pocas palabras, el estado de resultados ofrece una visión panorámica del desempeño financiero de la compañía 

Del estado de resultados también se pueden obtener ciertos ratios financieros, que brindan una mejor perspectiva acerca del funcionamiento de la empresa y nos permiten hacer comparaciones con respecto a resultados de años anteriores o con otras empresas del mismo sector; entre ellos encontramos el “return on sales” (ROS) o retorno sobre ventas, el cual permite evaluar la eficiencia operacional, y se calcula dividiendo la utilidad operativa entre las ventas. 

Estructura del estado de resultados 

Dentro de las partidas que puedes conseguir en el estado de resultados destacan las siguientes: 

Ventas: hace referencia a los ingresos obtenidos producto de las ventas en un periodo determinado. Representan los ingresos por actividades primarias.  

Costo de ventas: incluye lo que le costó a la empresa el artículo que vende, los costos incurridos en la adquisición o producción de mercancía, dependiendo de a qué se dedique la empresa.  

Utilidad bruta: indica la diferencia entre las ventas y el costo de la mercancía vendida. Hace referencia a lo que gana la empresa en bruto.  

Gastos de operación: incluye todos los gastos directamente relacionados con el funcionamiento de la empresa, es decir, gastos de venta o administrativos. Algunos ejemplos: servicios de luz, agua, alquiler, entre otros.  

Depreciación y amortización: son importes que disminuyen el valor contable de los bienes tangibles de la empresa (activos fijos). Por ejemplo: maquinaria, vehículos de transporte, equipos, edificaciones, etc 

Utilidad operativa: también es conocida por sus siglas en inglés EBIT (earnings before interest and taxes), o “utilidad antes de intereses e impuestos. Es el resultado de la diferencia entre la utilidad bruta (3er punto) ya calculada, los gastos operativos (4to punto) y la depreciación (5to punto). Indica la ganancia o pérdida de la compañía en función de sus actividades productivas.  

Ingresos y gastos financieros:  incluye todos los gastos e ingresos no relacionados con las operaciones principales de la empresa, por ejemplo, el pago de intereses.  

Utilidad antes de impuestos: muestra la ganancia o pérdida después de cubrir las obligaciones operacionales y financieras de la empresa. 

Impuestos: son las contribuciones sobre las utilidades que la empresa debe pagar al Estado.  

Utilidad Neta: refleja la ganancia o pérdida de la empresa una vez cubiertos los gastos operativos y financieros, junto a los impuestos. La ganancia final, en criollo. 

Algunas compañías dentro de su estructura incluyen una partida denominada EBITDA (Earnings before interesttaxesdepreciation and amortizationganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. El EBITDA es una medida de rentabilidad que se puede utilizar para valorar la capacidad de una empresa de generar beneficios considerando solamente su actividad productiva, y se obtiene restándole a la utilidad bruta los gastos de operación.  

La forma como las empresas desglosan las partidas dentro de su estructura depende de muchos factores internos. Las que cotizan en bolsa siguen algo llamado “declaración de ingresos de varios pasos”, donde segregan de forma más detallada los gastos e ingresos, tanto operativos como no operativos. Esta manera de presentar el estado de resultados brinda una mirada más profunda de la situación financiera de la empresa. 

El estado de resultados esencialmente indica cómo los ingresos obtenidos se han transformado en ganancias luego de cubrir todos los gastos asociados a las actividades y obligaciones financieras de la empresa. Es un estado financiero esencial porque proporciona información valiosa acerca de la gestión y eficiencia, además de indicar las posibles fugas que pueden estar impidiendo que la empresa genere rendimiento 

Como dato interesante te puedo comentar que, al realizar proyecciones financieras, el estado de resultados es el primero que se proyecta. Partiendo de una estimación de crecimiento de su primer renglón, es decir, las ventas, la proyección del estado de ganancias y pérdidas es imprescindible para la realización del balance general.  

¿Te ha servido este artículo? Me gusta mucho compartir este tipo de conocimiento de contabilidad y funcionamiento financiero interno en las empresas, por lo que te invito a seguir nuestro Blog para aprender mucho más, y también a dejarme un comentario aquí abajo o en redes sobre asuntos similares que te interese conocer. 

Adriana es Economista de la UCV. Es Coordinadora General en MundoMac Venezuela y aprendiz de Finanzas e inversión

Déjanos tu comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
× ¡Contáctanos!