ARTÍCULOS

Bancos tradicionales vs. Fintech

Eduardo Castejón, Licenciado en Estudios Liberales, UNIMET. Especialista en Relaciones Corporativas en Val-u.-

Similitudes, diferencias, ventajas o desventajas. Enfrentemos a la banca tradicional contra las Fintech y veamos cómo salen paradas cada una. 

Fuente: Satoshi Kambayashi.

Eduardo Castejón, Licenciado en Estudios Liberales, UNIMET. Especialista en Relaciones Corporativas en Val-u.- 

Si llegaste a este artículo sin saber qué es una Fintech, te puedo decir que es una Startup (empresa emergente tecnológica de rápido crecimiento) dedicada a ofrecer a sus usuarios un servicio o producto financiero. Puedes profundizar más al respecto en mi artículo sobre las Startups tecnológicas 

Hoy en día existen casi 150 Startups Fintech que son consideradas unicornio (Startups con una valoración de más de USD mil millones y que no cotizan en bolsa). Solo durante el 2020, nueve de ellas habían alcanzado tal estatus, lo que nos habla un poco sobre el momentum que han estado ganando últimamente. 

Ahora, ¿y la banca tradicional? Me refiero a JP Morgan, Bank of America (BofA), BBVA Provincial, etc. No quiero ser “hater”, pero seguro no soy el único que, cuando me mencionan ‘banco’, pienso en una institución lenta, que tiene equis décadas de existencia, de gente en corbata rellenando hojas de cálculos infinitas y que te harán sufrir en burocracia para darte un crédito con intereses altísimos. Seguramente me equivoco, pero la banca es una institución formal, muy regulada y con productos y servicios financieros bastante concretos, al menos para la mayoría de la población. 

Algo importante que he podido ver y que han confirmado expertos en la materia ha sido no solo que ambas “entidades” han estado progresivamente más cerca de la otra (compras, fusiones, cosas que no pasaban hace 10 o 15 años), sino que se ha puesto más en evidencia la ventaja (en rapidez, tecnología, etc.) de las Fintech. Son empresas que pueden crecer 100% de forma anual (incluso más). Es un juego que la banca tradicional no puede seguir debido a sus procesos internos (poco incentivo a la innovación, y mucho riesgo si sale mal) y, además, es caro que lo hagan ellos (les saldría mejor comprar alguna propuesta fintech, antes que valga el triple) 

Las similitudes 

Fintech y banca tradicional hacen una cosa: entregar y ofrecer servicios y productos financieros a sus clientes. Créditos, tarjetas, cuentas, corretaje (inversión), etc. Ambos ganan dinero con estos productos, ya sea por los intereses que te cobran por un préstamo o al invertir y prestar el dinero que les das para que resguarden. En suma: 

  • Ofrecen productos y servicios financieros. 
  • Pueden servir a una cantidad masiva de personas. 
  • Suelen estar reguladas. 
  • Ganan dinero usando tu dinero. 

    Las diferencias 

    Aquí se pone interesante la cosa, y hay que partir diciendo que es casi una regla que las Fintech no puedan ofrecerte todos los servicios comunes de un banco al mismo tiempo, pues suelen estar enfocadas en uno específico, sea crédito, ahorro, inversión, seguros, etc. Los otros tres aspectos más importantes son el tamaño de cada uno (la banca tiende a ser más grande, sobre todo los bancos globales), la rapidez en los procesos (las fintech llevan ventaja aquí) y en el uso de la tecnología (dicen que las Fintech son más “tech” que “fin”). En breve: 

    • Cantidad de productos y servicios. 
    • Tamaño del negocio (personal, oficinas, alcance). 
    • Velocidad de procesos. 
    • Uso de tecnología. 

      Ventajas 

      Por supuesto, seguramente puedes encontrar y pensar en más ventajas de cada uno, pero aquí te puse las que pensé eran más importantes y globales. Ahora ¿qué desventajas tiene cada una? 

       

      Desventajas 

      Nuevamente, podemos escribir un trabajo de grado entero hablando sobre los retos de cada uno, pero ya tenemos el punto ¿cierto? 

      Finalmente, y pensando en voz alta, creo que la banca tradicional tiene muchos retos por delante, y lo peor es que muchos de ellos son internos; lentitud, poca meritocracia, falta de incentivo a innovar, etc. No digo que las Fintech sean la salvación del hombre, pero sin dudas vinieron para quedarse, y es una ola donde los grandes bancos pueden subirse, o que los puede dejar atrás y revolcados. ¿Qué piensas tú? Déjame tu opinión en los comentarios, y recuerda suscribirte a nuestro canal en YouTube. 

      Eduardo es Licenciado en Estudios Liberales por la UNIMET. Es especialista en Relaciones Corporativas en Val-u.

      Déjanos tu comentario

      0 comentarios

      Enviar un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Share This
      × ¡Contáctanos!